Toldos y persianas Murgia
Toldos y persianas Murgia

Mas de 50 años de experiencia

Consejos para cuidar el toldo en otoño

En esta época, conocer algunos consejos para cuidar el toldo en otoño es básico si lo queremos mantener en buen estado. Durante esta estación suelen proliferar ciertos elementos que pueden llegar a perjudicar nuestro toldo.

consejos-cuidar-toldo-otoño

Un periodo en el que no hace demasiado calor pero sí que aparecen rayos de sol y en el que sin hacer excesivo frío sí que aparecen lluvias. Por tanto, presta atención a la mejor manera de que tus toldos en Bilbao puedan estar bien cuidados.

Peligros para tu lona en esta estación

Antes de conocer la mejor forma de mantenerlo en buen estado, tienes que conocer otro asunto: qué elementos en concreto pueden perjudicar tu toldo.

Hojas y ramas secas

La estación otoñal es la más característica en la que se produce la caída de las hojas. Esto implica que si tu lona se encuentra debajo o cerca de algún árbol, es probable que algunas acaben por depositarse dentro del propio mecanismo de apertura y cierre. Esto conlleva, además de mayor suciedad, que se introduzcan en su trayectoria al desplegarse y no funcione correctamente. Incluso que las ramas se queden en la estructura.

Viento y frío

El segundo factor que supone un peligro para el cuidado de tu toldo durante esta época es el viento. Un elemento atmosférico más típico tras el verano y que, de ser muy fuerte, podría deformar notablemente la estructura de tu instalación. No solo eso, sino que, además, pone en peligro a quienes se puedan encontrar debajo de ello en ese momento. Además, el excesivo frío podría llegar a congelar la estructura del mecanismo.

Lluvia

Por último, el otoño es ese periodo en el que también empieza a hacer acto de presencia el mal tiempo, en este caso en forma de agua. La lluvia comienza a ser una constante y si no tienes un toldo preparado para ello, el hecho de que se te pueda desgastar el tejido será el menor de tus problemas. La lluvia, sumada al viento y a las hojas, representa una peligrosa mezcla para tu bonito toldo. Desde la pérdida de color, pasando por tela rajada y hasta estructura deformada si no se toman las medidas adecuadas.

Cómo mantener tu toldo en buen estado durante otoño

Como has podido comprobar, son necesarios unos consejos para cuidar el toldo en otoño, ya que está expuesto a ciertos inconvenientes. Te mostramos la mejor forma de mantenerlo en buen estado.

Incorpora un mecanismo automático con sensor

A día de hoy, las ventajas de un toldo motorizado son muchas y muy variadas. Por ello, si aún no lo tienes te animamos instalarlo, ya que con un mecanismo automático en tu toldo ganarás rapidez y seguridad a la hora de manejarlo. Además, si lleva incorporado un sensor de viento para toldo, conseguirás que se recoja automáticamente si considera que puede dañarse. Por lo tanto ya tendrás cubierto uno de los mayores peligros.

Retira el agua, ramas y hojas que se hayan podido quedar en la lona

Salvo que dispongas de un toldo para la lluvia, tienes que vigilar la cantidad de agua que se quede en la lona. Si ha sido durante poco tiempo el que ha estado expuesto, debes retirar el líquido que se haya podido quedar en la superficie. Esto aumenta el peso y puede llegar a deteriorar la lona. Vigila, además, las ramas y hojas que puedan quedar depositadas por encima. Gracias al viento, todo este follaje podría acabar encima de la lona o incluso incrustada en la estructura, estorbando el mecanismo del toldo.

Deja que se seque de forma natural

En el caso de que se haya acumulado agua, tras retirarla, es recomendable dejar que se seque el toldo antes de recogerlo. ¿Por qué? Porque con la lluvia pueden quedar manchas en la tela, e incluso que se quede con moho o se oxide con mayor facilidad, lo que dificultará su mecanismo.

Espera a que se descongele antes de recogerlo

En casos en los que el viento y las temperaturas sean bajas y provoquen excesivo frío, podría darse el caso de que los herrajes quedaran congelados. Por ello, no fuerces nunca el mecanismo y espera a que se descongelen antes de poder guardarlo de forma habitual.

Retíralo directamente con tiempo muy inestable

Como ya te indicamos, es posible que en días de especialmente tiempo desapacible coincida la lluvia, el frío, el viento y las hojas otoñales. En ese caso lo mejor es que prescindas del toldo y lo recojas rápidamente, si no lo ha hecho ya de forma automática gracias a su sensor. Con ello te asegurarás cualquier tipo de desperfecto.

Instala ya tu toldo en Bilbao para esta época estival

Ahora que ya conoces algunos consejos para cuidar el toldo en otoño, no renuncies a él durante esta época del año para los rayos de sol que aún llegan. Con un poco de sencillo mantenimiento conseguirás disfrutarlo sin peligros.

Y recuerda que si tienes alguna duda al respecto o necesitas de instalación, reparación o comprar alguno otro y estaremos encantados de ayudarte.



Contacto
Contacto
Subir